| 02.02.2024
El PP critica los cambios de criterio y las «mentiras» con el contrato de zona azul de Miranda
Recuerda que el PSOE se comprometió a tenerlo listo en menos de un año y que seguirá vigente en prórroga forzosa

 

/

02 de febrero de 2024

Como el día de la marmota. Así define el Partido Popular la gestión de la zona azul por parte del equipo de gobierno. «Cada día dicen una cosa y creemos que además el portavoz socialista ha mentido de forma intencionada en más de una ocasión», asegura el principal partido de la oposición, que recuerda que en abril de 2021 se anunció públicamente la intención de eliminar el estacionamiento regulado y poco después de dio marcha atrás en la decisión. No es el único cambio de criterio que han documentado desde entonces ya que a lo largo de los dos últimos años se han sucedido diferentes informaciones contradictorias sobre el nuevo pliego. Así, la concejala Charo Fernández enumera otras fechas significativas en este largo proceso. En agosto de 2022 se acordó prorrogar el contrato hasta la formalización de uno nuevo y se fijaba un año como tiempo máximo para redactar el pliego, pero cuando estaba a punto de vencerse el plazo, se solicitaron otros cuatro meses más «con informes en contra de dos técnicos municipales, pero la alcaldesa levantó los reparos mediante un decreto». Ahora se ha solicitado una segunda prorroga forzosa de nueve meses que ha necesitado otra vez un decreto de la regidora para contrarrestar los informes contrarios de los empleados públicos, lo que para Fernández supone una nueva demostración de «la baja credibilidad que tienen las declaraciones que realiza Miguel ngel Adrián, que un día dice que el pliego es sencillo y otro muy complejo en función de sus intereses».
Fernández deja claro que el PP siempre ha sido un firme defensor del estacionamiento regulado para evitar que el centro de la ciudad colapse, pero ve necesario bajar el precio y aplicar medidas que fomenten su uso. Entre otras cosas, pide una redistribución de zonas ya que las obras de reurbanización del centro han afectado mucho más a unas que otras en cuanto a pérdida de plazas. Desde las filas del PP creen que desde que se anunció el fin de la zona azul, «sin ningún tipo de argumento que lo justificase», el equipo de gobierno ha dado muchos bandazos. «La sensación es de caos y de un cambio de criterio permanente. Es un tema que precisa más responsabilidad, porque es un servicio importante para la ciudad y por los trabajadores que se ven afectados», matiza Fernández.

 

Buzón del ciudadano
Afíliate al PP