| 26.01.2018
El PP pide que se paralice el proyecto de la nueva piscina cubierta en el polideportivo
Sergio Montoya apunta que «si se hubiera gestionado bien lo tendríamos casi gratis»

 

/

26 de enero de 2018

Vuelve el PP a criticar la forma en la que el equipo de Gobierno está llevando a cabo su gestión. En esta oportunidad los reproches de los populares, por mediación de Sergio Montoya, se han centrado en el área de deportes y, de modo más concreto en el polideportivo, el proyecto de la nueva piscina cubierta y, también en la explotación de los bares tanto de las instalaciones municipales de Anduva como del Multifuncional de Bayas.Pidió el concejal del principal grupo de la oposición que se paralice el proyecto de construcción de la nueva piscina cubierta porque no entienden que se afronte un proyecto en el que se va a hacer la mayor inversión de la legislatura «sin haberse realizado un estudio de viabilidad , de costes, de ingresos y gastos, como se aprobó en la moción presentada el 3 de abril del año pasado».Y, al margen de que al PP no le guste la ubicación planteada «nosotros creemos que sería mejor al lado de la ya existente para optimizar gastos», hizo Montoya hincapié en la paralización por el elevado coste que, a su juicio se deriva «de la mala gestión». Considera que se podía haber buscado financiación no sólo en entidades públicas. «Está la fórmula público-privada que nosotros consideramos la mejor y no se ha planteado». Eso por un lado y, por otro, indicó que en estos momentos otra consecuencia de «la mala gestión del equipo de Gobierno» es que sólo se cubren con los ingresos de los ciudadanos «el 25% de los gastos que genera el polideportivo, que es un servicio cada vez más deficitario».A su juicio es una carga importante que es la consecuencia directa de la pérdida de socios. En ese sentido apuntó que si en el año 2006 el número era de más de 11.000 y «en 2017 son 5.662. Hemos un 50% el número de socios en diez años».Esta drástica reducción implica un descenso de ingresos para la arcas municipales. Sergio Montoya hizo una extrapolación de las tarifas que se han dejado de percibir y, considerando que el carné de socio viene a suponer «una media de 80 euros», cuantificó las pérdidas.«El Ayuntamiento está dejando de ingresar 427.040 euros al año». Cifra que indicó que si se multiplicara por todos los últimos años alcanza un montante que «serviría para que tuviéramos casi la piscina gratis».Dicho esto reiteró que lo que se necesita «es gestionar bien. Si se hiciera nos atrevemos a decir que si hubiéramos mantenido el nivel de socios que se tenía hace diez años tendríamos la piscina gratis. El Ayuntamiento no está haciendo nada».Un lastreLa inversión prevista por parte del equipo de Gobierno no convence a los populares; es más, Montoya aseguró que ellos han calculado que el funcionamiento de una instalación de este tipo en su primer año «puede suponer más de 420.000 euros. «Eso es mucho dinero y creemos que esto puede lastrar las futuras inversiones y el futuro mantenimiento del Ayuntamiento».Dijo el concejal del PP que seguramente ese gasto se intentará subsanar con la subida de las tasas. «No queremos que el bolsillo de los ciudadanos, que ha visto que ha aumentada la presión fiscal en casi un 20% en los últimos cinco años, sea quien lo sufra». Por eso se preguntan «cómo nos vamos a permitir este gasto sin saber lo que nos va a costar», y piden que el proyecto se paralice.En cuanto a la construcción en sí misma apuntó Montoya que les gustaría que se les hubiera consultado y criticó el lugar elegido para su construcción «que restará casi 4.000 metros a la piscina de verano. Se podía hacer al lado de la existente para optimizar servicios y reducir gastos». Una ubicación que a juicio de los populares serviría también para «tener una única entrada controlada que evitaría que los coches circularan por el polideportivo», zanjó

 

Buzón del ciudadano
Afíliate al PP