| 17.10.2019
La reforma de la segunda planta de la Residencia Mixta arrancará en un mes
La Junta ha adjudicado por 724.000 euros unos trabajos centrados en crear dos nuevas unidades de convivencia

 

/

17 de octubre de 2019

Las máquinas y los obreros empezarán a trabajar en «aproximadamente un mes» en la Residencia Mixta para transformar varias de las habitaciones del centro en dos 'viviendas'. Y es que la Junta de Castilla y León ya ha formalizado la licitación de los trabajos de reforma del ala norte de la segunda planta del inmueble, un espacio en el que se crearán dos unidades de convivencia destinadas a acoger personas mayores asistidas. Se trata de un proyecto en el que se van a invertir 724.000 euros. Ese es el importe por el que se han adjudicado las obras y se acerca a la cuantía presupuestada por la administración regional en la licitación. Se había reservado una partida total de 744.128, unos 20.000 más de los que finalmente se van a gastar y que suponen una rebaja inferior al 3%. Completado este trámite, «estamos esperando a la comprobación de las últimas actuaciones administrativas del replanteo para empezar la ejecución propia de las obras», explicó el delegado territorial de la Junta en Burgos, Roberto Saiz. Procedimiento que, tal y como establece la normativa, se debe realizar en menos de un mes, por lo que el inicio de los trabajos se prevé mas o menos inmediato.Una vez que arranquen, la empresa encargada de su ejecución dispondrá de un plazo de nueve meses y medio para completar el proyecto. Ese es el periodo establecido en la adjudicación. Así que, si no hay ningún problema, las nuevas dependencias estarán listas para el otoño de 2020. «Es una obra que hace falta. Es demandada y vamos a ejecutarla lo antes posible», apuntó la gerente territorial de Servicios Sociales, María Antonia Paniego.Eso sí, antes de arrancar será necesario reubicar a los usuarios que ahora tienen sus habitaciones en ese ala del edificio; ya que, en estos momentos, no está vacía y, para poder intervenir es necesario trasladar a esas personas a otros dependencias y hacerlo de manera que los cambios «no afecten a la dinámica diaria del centro», señaló. La zona que se va a reformar está destinada actualmente a personas válidas y presenta un esquema de habitaciones con baño incorporado a ambos lados de un pasillo central de comunicación. Cuenta con una zona de estar en cada planta de dimensiones reducidas y la distribución y compartimentación de los dormitorios, así como el escaso espacio en los baños, hacen que el uso de estos huecos sea prácticamente imposible para las personas mayores dependientes, en opinión de los responsables de la administración regional.Tras la reforma, ese lugar acogerá dos unidades de convivencia, con ocho habitaciones cada una y posibilidad de uso doble, y una habitación de uso individual, todas ellas para su uso por personas asistidas. Esta actuación supone la creación de 34 plazas para personas asistidas, 17 en cada 'vivienda'.Las obras también afectarán a las actuales instalaciones del centro de día que se encuentra en la planta baja y a la que se tratará de dotar de más espacio. El objetivo, explicó Paniego, es adaptar esas dependencias a los códigos del nuevo modelo asistencias de la Junta que está «centrado en la persona». De manera paralela a la ejecución del proyecto de reforma, la Gerencia de Servicios Sociales confía en poder contratar la adquisición del mobiliario que sea necesario para acondicionar las nuevas dependencias con todo aquello que puedan necesitar los residentes. Hay que tener en cuenta que el modelo 'en mi casa', además de espacios comunes más amplios incorpora, por ejemplo una cocina. Se espera poder realizar la compra del amueblamiento sin licitación, solicitando ofertas a tres empresas del sector; aunque si finalmente se podrá hacer así dependerá del importe que se vaya a invertir.

 

Buzón del ciudadano
Afíliate al PP